5.2.11

Plasma

Ya es hora de que te ensalces,
te erijas... proclames
tu lugar en el mundo y con el mundo.

Ya es hora de que te animes,
te rebeles... preguntes
a los cielos por tus padecimientos.

Ya es hora de que transites lo intransitado,
te elijas... descubras
que toda tu vida es toda tu vida.

Ya es hora de que viertas lo invertido,
te redimas... liberes
el polen de tu honda purga.

Ya es hora de que al cabo te comprometas,
te explores... enfrentes
el absurdo de que eres como todos, pero eres como nadie.

Ya es hora, aquí, de que abandones la pesadumbre,
te reconcilies con lo inconsecuente y trágico de la existencia
y reanimes lo vívido y hermoso de este sufrimiento...
Sí, pues nada hay más tuyo que esto; ni de dios, ni del universo
ni de la razón... sólo tuyo...
el correlato de tu júbilo como la causa de tu conciencia,
tan propio como este instante... único y último.

(2000)



  Kyuss - Day One 

3 comentarios:

Bele dijo...

Siempre va a rememorar una huella. Siempre pensñe en eso, en las huellas que implicamos. Sobrevivimos gracias a las marcas, aunque etcétera.

paula dijo...

This time became a part of me

TinchoX DooM dijo...

(Aplausos)